FANDOM


Reuniting the Families es la vigésimo-séptima misión de Grand Theft Auto: San Andreas, es una misión de Sweet y es la penúltima misión que transcurre en Los Santos.




DesarrolloEditar

CinemáticaEditar

La misión comienza en la casa de Sweet, cuando CJ llega y se encuentra a Sweet, Ryder y a Big Smoke viendo la televisión, después Sweet les pide que apaguen el televisor para hablarles sobre algo importante. Resulta que los Families han organizado una reunión en el motel Jefferson, con el fin de reagruparse y volver a ser una sola banda, y por lo tanto acabar con los camellos que han estado dándoles crack todo este tiempo. Deciden que Sweet sea el representante de los Grove Street Families y se dirigen al motel.



MisiónEditar

En el caminoEditar

En el camino, Ryder comenzará a criticar a CJ por su forma de conducir, Sweet y Smoke le piden que se calle, ya que lo que están haciendo es reunir a los Families de nuevo y no necesitan chorradas.




La llegada de la policíaEditar

Al llegar al motel, Sweet baja del auto para dirigirse a la reunión que se llevará acabo dentro del hotel. Ryder y Smoke se sienten algo nerviosos y expuestos, CJ les pide que se calmen ya que todo estará bien. Entonces, aparece un helicóptero de la policía del cual descienden varios miembros del SWAT, y también dos vehículos Enforcer de los cuales salen más guardias SWAT. Carl baja del coche con una Escopeta para ir a rescatar a su hermano de la redada policial pero Smoke y Ryder, en vez de cubrirle, le dicen que está loco y huyen del lugar.






En el motelEditar

Dentro del motel, Carl encuentra a un Familie que está herido, quien le dice que su hermano está más adelante. En los pasillos posteriores se esconden varias unidades SWAT (por dentro de las habitaciones, detrás de objetos e incluso en techos) que disparan a CJ en cuanto se acerca, pero este logra ser más rápido y acabar con todos. Además, cuenta con la ayuda de varios Families que se encuentran dentro, aunque la mayoría no sobrevive y son asesinados por los SWAT. Al encontrarse con su hermano por fin, este le pregunta donde están Big Smoke y Ryder, y Carl le cuenta que se han ido de allí. Acto seguido, ambos van hacia la salida del hotel.






Contra el helicópteroEditar

CJ y Sweet tratan de escapar del motel desde el techo, pero de repente aparece un helicóptero de la policía dispuesto a acabar con ellos. Carl dispara al helicóptero y a los SWAT que están en él y después de recibir muchos impactos de bala, finalmente pierde el control y explota. CJ sigue a Sweet para escapar del motel por las escaleras traseras. Una vez en la calle no saben qué hacer para escapar, pero afortunadamente aparecen Smoke y Ryder en el coche, y se suben.






La persecución con la policíaEditar

Ryder le dará a CJ un AK-47, para que pueda disparar a los vehículos policiales que los están siguiendo. Entonces se desata una asombrosa persecución policial que comienza en East Los Santos hasta llegar a Los Flores, en la cual Carl dispara brutalmente a los coches de policía y estos explotan, también un policía en moto sube al capó del coche, pero Carl le dispara y le mata. Vuelven a llegar a East Los Santos y la persecución finaliza en Jefferson, donde CJ sigue disparando a algunos coches más hasta que explotan y elimina a otro policía que comete el error de subirse al capó del coche.




FinalEditar

De repente, el AK-47 de CJ se queda escaquillada mientras se aproximan a un bloque. Smoke atropella a un policía, que queda atrapado sobre el auto, y entran a un bloque sin salida donde se aproxima un helicóptero de la policía que vuela a baja altitud acercándose al vehículo. Smoke no puede dar marcha atrás, de manera que no tienen más remedio que arriesgarse. El policía que queda atrapado gime y les grita que no lo haga, que se van a matar todos, pero Smoke acelera y el policía es descuartizado por la hélice del helicóptero, que también destroza los frenos del coche. El coche termina destruyendo un letrero y cae hacia la autopista, donde golpea a un camión de combustible y se produce una tremenda explosión.



Sin embargo, desde el hueco del cartel se levantan CJ, Sweet, Smoke y Ryder que habían logrado salir del coche muy rápidamente justo antes de la caída, y se encuentran ilesos cerca del cartel roto. Tras semejante accidente, los policías dieron por hecho que los que iban en el coche murieron, acabando la persecución. La misión concluye con Big Smoke diciendo que será una historia para contársela a los nietos. Luego, todos se marchan por caminos separados para no llamar la atención.